ESTRATEGIAS PARA LA FORMACIÓN HÁBITOS DE HIGIENE EN LOS NIÑOS DE 3,4 Y 5 AÑOS
FALTA DE HÁBITOS DE HIGIENE
NIÑOS DEL I.E.I SALABAMBA
Curriculum vitae
Mis enlaces favoritos
ESTRATEGIAS PARA LA FORMACIÓN HÁBITOS DE HIGIENE EN LOS NIÑOS DE 3,4 Y 5 AÑOS

ALUMNAS DEL VÍCTOR ANDRÉS BELAUNDE
Imagen
 
DATOS GENERALES
TITULO DE LA INVESTIGACIÓN
Estrategias para la formación de hábitos de higiene en los niños y niñas de 03, 04 y 05 años de la I.E.I Nº 090.

• Sede de la investigación:
Institución Educativa Inicial Nº 090
• Ubicación de la Institución Educativa:
Lugar: Salabamba Distrito: Las Pirias
Provincia: Jaén Región : Cajamarca

• Beneficiarios:
Directos: 13 niños(as) de 3, 4 y 5 años
Indirectos: docente y padres de familia

• Duración de la investigación:
Inicio: Marzo 2007 Término: Diciembre 2007

• Responsables de la investigación:
- Cholán Guevara, Gissella Yanet
- Delgado Guevara, Sandra Smith
- Díaz Díaz, Neidy
- Jiménez Gayoso, Clemencia Judith
- Rojas Gonzáles, Rosa Elicira
Asesora: Prof. Ana Millones Yamunaqué


 
PLANTEAMIENTO DE LA INVESTIGACIÓN

1.1. Descripción del contexto
El caserío Salabamba, se encuentra ubicado en el distrito Las Pirias, provincia de Jaén, a unos 1 900 m.s.n.m, su clima es templado – húmedo.
El caserío fue creado en el año 1945. Sus límites son: Por el norte, limita con caserío El Limón, por el sur, con los caseríos San Francisco y los Ángeles, por el este con el caserío La Fortuna y por el oeste con el caserío Rumibamba.
Sus primeros pobladores fueron los señores Santos y Gregorio Monsalve, pobladores de Salabamba de la provincia de Cutervo, ellos vinieron en busca de terrenos para trabajar con sus familias y con el transcurrir del tiempo llegaron otros habitantes, formándose así la comunidad que pusieron por nombre Salabamba en honor a su pueblo natal.
Su fiesta patronal se celebra el 23 de setiembre en honor a su santa patrona “Virgen de las Mercedes”. La comunidad actualmente cuenta con 350 habitantes.
Salabamba tiene una abundante flora, como árboles madereros, eucalipto, romerillo, cedro, nogal, ishpingo, cascarilla, laurel. Frutales como, granadilla, míspero, piña, guaba, berenjena, naranjilla, plátano, pan llevar entre otros. Su fauna es variada, se cuenta con animales salvajes como, mangujo, majaz, liebre, erizo (cashapululo), armadillo, zorro, tucán, loro cabeza roja, palomas, turcas, guataraco, pájaro carpintero, lo mismos que aves de corral.
Sus pobladores se dedican a la agricultura y ganadería en menor escala. Las costumbres que practican son: El pediche, que consiste en la pedida de mano de la novia a los padres para luego contraer matrimonio; el bota luto, fiesta que se realiza al cumplirse el tiempo previsto para guardar luto por un familiar; la lava, que consiste en lavar la ropa del difunto luego de su entierro. También el Pararaico, fiesta al terminar la construcción de una casa. Una fecha importante para toda la comunidad de Salabamba es su Fiesta Patronal, que se realiza el 23 de setiembre de cada año, en la que veneran a la “Virgen de las Mercedes”, con una serie de eventos.
Entre sus creencias se cuenta, el canto de la suegcha o lechuza, el bolo (tuco pequeño), ello es una señal de que alguien va a morir, de igual modo creen que ocurre con el aullido del perro; con la mariposa negra cuando entra a una casa. Sin embargo, cuando es una mariposa de colores indica que van a recibir visita o cuando se escucha chugir al cuy, lo mismo ocurre si el gato se lame las patas.
La relación entre docente y padres de familia, es muy buena, sin embargo falta mayor apoyo al proceso educativo para un mayor desarrollo de capacidades.

1.2. Análisis crítico de la situación problemática
De acuerdo a la información obtenida en los instrumentos de investigación: ficha de observación aplicada a los niños y niñas, entrevistas a la docente y padres de familia de la Institución Educativa Inicial Nº 090 del caserío Salabamba – Las Pirias, se verificó que los niños y niñas presentaban escasa práctica de hábitos de higiene. Según los resultados de la observación a los niños y niñas (anexo 01), éstos asumen acciones y comportamientos desfavorables en el aseo de su cuerpo; pues la mayoría no se bañan diariamente, menos lo hacen después de una actividad que genera desgaste físico como el deporte, caminatas, trabajos agrícolas, etc. De igual manera se apreció que sólo la minoría de ellos y ellas usaban jabón al lavarse las manos, antes y después de hacer alguna actividad, de vez en cuando ejecutaban el cepillado de dientes, pues usaban sal en lugar de pasta dental para el cuidado de sus dientes; contradecía con la correcta higiene personal, por cuanto, la limpieza y cuidado de nuestro cuerpo no es sólo tener el cabello bien peinado y cepillarse los dientes; las personas que prestan atención a su higiene personal pueden prevenir la propagación de gérmenes y enfermedades, evitar el desarrollo de alergias y trastornos de la piel. Se considera que el lavado de las manos con agua y jabón, y el cuidado de la piel ayudan a prevenir enfermedades, eliminando gérmenes, también puede prevenir la contaminación por ingestión y cruzada de los objetos y las superficies que tocamos. Es importante lavarse las manos después de usar los servicios higiénicos, antes y después de ciertas actividades; antes, durante y después de la preparación de alimentos, antes de comer y beber; impidiendo la propagación de gérmenes. .. “La higiene no sólo es importante para prevenir infecciones y enfermedades, también contribuye positivamente en el ingreso a la vida social” (LUNESS, 2006), aseveración que en la práctica se confirma, porque las personas desaseadas generalmente sufren alguna marginación o discriminación de los grupos.
Por otro lado, según los resultados de la entrevista a los padres de familia (anexo 02), éstos en su mayoría tenían escaso conocimiento de la higiene personal y alimentaria. Cotejando con los datos de la observación a los niños, se obtuvo que a veces conservaban las frutas y verduras tapadas y de vez en cuando solían lavar sus alimentos antes de consumirlos; no toman agua hervida, tampoco cloran o filtran para su consumo diario. Se confirmó del mismo modo la existencia de enfermedades infectas contagiosas como parasitosis, granos, hongos, infecciones, entre otras, que afectan la salud integral de los niños. Concluimos indicando que los padres no asumían su rol en esta responsabilidad, por cuanto, es deber de los adultos introducir buenos hábitos en la vida de los niños pues todo empieza en la familia; este desconocimiento de los padres permite que no orienten a sus hijos y estos adquieran hábitos negativos como morderse las uñas, chuparse los dedos, hurgarse la nariz, etc. La mayoría de estas costumbres se inician en la infancia y pueden conservarse en la vida adulta.
Por otro lado, según los resultados de la entrevista aplicada a la docente (anexo 03) se verificó que escasamente hacían prácticas de higiene personal y colectiva con sus niños, debido a que desconoce estrategias básicas para este aprendizaje, contribuyendo a incrementar el deficiente desarrollo del hábito de higiene, pues su tarea es propiciar actividades que favorezcan el aprendizaje y aplicación de hábitos de higiene; según los intereses y necesidades de los niños (as), a través de contenidos conceptuales, procedimentales y actitudinales en todas las áreas de desarrollo, entendiendo que la escuela, es un lugar donde los acuden a formarse integralmente, si adquieren hábitos de higiene, es probable que éstos se generalicen a los demás ámbitos de su entorno. La escuela debe ser la institución que reúne las condiciones mínimas de un ambiente sano, con la finalidad de formar a los niños y niñas con conciencia de salud personal y colectiva, lo mismo que inculcar a los padres en la formación de un ambiente sano para una salud integral.

1.3. Definición del problema
1.3.1. Enunciado diagnóstico.
Los niños y niñas de educación inicial del caserío Salabamba, tienen escasos hábitos de higiene corporal, lo que perjudica a su salud.
1.3.2. Pregunta de acción.
¿Cómo mejorar los hábitos de higiene personal en los niños(as) de 3, 4 y 5 años de la institución educativa inicial Nº 090 de Salabamba?

1.4. Objetivos de la investigación
1.4.1. Objetivo general
Mejorar la práctica de hábitos de higiene a través de estrategias de aseo personal en los niños y niñas de 3, 4 y 5 años de la Institución Educativa Nº 090 Salabamba.
1.4.2. Objetivos específicos
• Formar hábitos de higiene para el cuidado de la salud de su cuerpo aplicando estrategias metodológicas de aseo personal en los niños y niñas de 3, 4 y 5 años.
• Mejorar el interés y apoyo de los padres de familia en la formación de hábitos de higiene en sus niños a través de charlas de sensibilización.
• Mejorar el desempeño docente en la enseñanza de hábitos de higiene a través de talleres de capacitación sobre estrategias de aseo personal.

1.5. Hipótesis de acción
• La realización de actividades de aprendizaje incorporando estrategias de aseo personal, permitirá en los niños(as) la formación de hábitos de higiene.
• La realización de charlas de sensibilización dirigida a los padres de familia permitirá mejorar el interés y apoyo de éstos en la formación de hábitos de higiene con sus niños.
• La realización de talleres de capacitación con las docentes permitirá mejorar su desempeño en la formación y práctica de hábitos de higiene en los niños (as) de 3, 4 y 5 años.
1.5.1. Unidad de análisis
- Niños(as) de 3, 4 y 5 años
- Padres de familia.
- Docentes.
1.5.2. Términos claves:
 Estrategias de aseo personal. Son conjuntos de actividades técnicas y utilización adecuada de medios que se planifican y ejecutan de acuerdo a las necesidades de los niños y niñas con respecto a los hábitos de higiene para mejorar el aseo de su cuerpo y al mismo tiempo contribuir al cuidado de su salud.
 Hábitos de higiene. Es la práctica del cuidado y limpieza del cuerpo para responder a una vida saludable.
 Formación de hábitos de higiene. Hace referencia a la acción de formación, educación e instrucción con respecto a la práctica de estos hábitos, que desarrollan los padres de familia en la educación informal de sus niños(as) desde su primera infancia dentro del hogar y la docente dentro y fuera del aula de manera formal.
1.6. Justificación de la investigación
El presente trabajo de investigación se desarrolla como respuesta a la escasa práctica de hábitos de higiene observada en los niños y niñas de la institución educativa Nº 090 del Caserío Salabamba – Las Pirias; así como a la presencia de enfermedades producto del desaseo y desinterés por la limpieza e higiene del cuerpo, del hogar y comunidad por parte de los padres de familia, quienes por desconocimiento y despreocupación no incentivan la formación de los hábitos de higiene en sus hijos. A esto se suma el trabajo de la docente orientado únicamente por cumplir una programación lejana al contexto de los niños y niñas, sin priorizar temas de higiene, que es la problemática fundamental en ellos.
Ante esta realidad, esta investigación tiene como propósito formar hábitos de higiene en los niños y niñas de 3, 4 y 5 años de la Institución Educativa Inicial Nº 090-Salabamba; mediante la aplicación de estrategias de formación de hábitos de higiene desarrolladas en las actividades de aprendizaje que permitieron la incorporación y práctica de éstos, en su vida diaria.
La ejecución de este trabajo permitió concientizar y poner en práctica hábitos de higiene en la formación personal de los niños y niñas de 3, 4 y 5 años e inculcar en los padres de familia y profesora de aula la importancia de estos hábitos.
El trabajo con niños se ve justificado si consideramos que “el desarrollo social y emocional en el niño se da en tres contextos, hogar, escuela y barrio” (1), razón por la cual las acciones propuestas en esta investigación consideran la aplicación de estrategias realizadas desde la escuela hasta la comunidad.
Del mismo modo, se orienta el cuidado de la salud personal y comunitaria, a través de charlas de sensibilización para los padres de familia y la participación activa de la docente.
No existen investigaciones locales relacionadas con la incorporación y formación de hábitos de higiene en niños de educación inicial, razón por la cual esta investigación sirve como punto de partida y antecedente para investigaciones posteriores. Por otro lado, se convierte en fuente de consulta para la aplicación de estrategias y actividades que permiten mejorar la práctica permanente de estos hábitos de higiene en todos los actores sociales y mejorar de esta manera su calidad de vida, sobre todo en la zona rural, escenario de nuestra investigación.
Desde un enfoque sistémico, este trabajo incorpora la participación directa de profesionales de diversos ámbitos como, salud, educación y la actuación de autoridades en la solución de la problemática observada y planteada en esta investigación.















II PARTE

MARCO TEÓRICO CONCEPTUAL

2.1. ANTECEDENTES
Como antecedentes relacionados a nuestro trabajo de investigación, a nivel internacional tenemos:
2.1.1. Primer antecedente
“Hábitos de higiene oral en la población escolar adulta española”, cuyo autor es Casals-Peidró Elías, de la universidad de Barcelona. Facultad de Odontología, en el año 2005; plantea como conclusión: solo cuando se ha alcanzado una frecuencia de hábito de higiene oral correcta podemos mejorar la realización técnica del mismo con el objetivo de mejorar la higiene oral; por tanto, la base de una buena prevención de la caries y la enfermedad periodental deben basarse en una limpieza mínima de los dientes dos veces al día, acompañado de otras técnicas.

2.1.2. Segundo antecedente
“Proyecto de construcción de dos salas de baño”, Escuela las Gaviotas, Logo Rupanco, cuya representante es Valenzuela Rojas, patricia del Instituto profesional “Carlos Casanova” Santiago de Chile, concluye con lo siguiente.
Por lo general en las casas de estos niños, no cuentan con baños adecuados, solo letrinas esto resta a los niños, posibilidades para aprender buenos hábitos de higiene, al igual que la falta de familiaridad con los hábitos de higiene y confort les resta posibilidad de autonomía y desarrollo cuando van a las ciudades; por ello, la construcción de dos salas de baño para mejorar las condiciones de vida, higiene y salud de los niños permitirán programas de prevención e higiene.
2.1.3. Tercer antecedente
“Importancia de hábitos de higiene como elementos de socialización” por Novelo Santamaría, Rosa Margarita de la universidad Pedagógica Nacional, Mérida, Yucatán, México, plantea:
Practicar los hábitos de higiene personal fomenta la reflexión en los niños sobre la importancia que es su salud, afirma también que la practica cotidiana de los hábitos de higiene personal aporta a la socialización de los niños; además el niño nacido a partir de su observación de su entorno natural una conciencia ambiental que le permite conocer y aprovechar mejor los recursos que se encuentran en el medio donde vive; así como participar en el cuidado y conservación de su salud.
2.2. BASES TEÓRICAS CIENTÍFICAS
2.2.1. Hábitos de higiene
2.2.1.1. La higiene.
Es una forma de estar saludables, y encontrarnos bien; por ello, es necesario prestar atención a los cambios corporales, olores y sudor, para ayudar a eliminar gérmenes que provocan mal olor en el cuerpo.
“La higiene no sólo es importante para prevenir infecciones y enfermedades, también contribuye positivamente en el ingreso a la vida social” (LUNESS, 2006).
Para esto es indispensable que el niño tenga a su alcance todos los útiles necesarios para su aseo, como: jabón, papel higiénico, cepillo de dientes, peine, toalla, etc. Es de vital importancia que el jardín o escuela cuente con estos útiles de aseo.
Constantemente, los padres y educadores se encuentran con el problema de que los niños no quieren lavarse, debemos abandonar lo moralistas, en la que la limpieza es buena y la suciedad es mala; se debe insistir en el aseo del entorno y aseo personal como fuente de bienestar. Sin embargo, se debe dejar que el niño experimente por sí mismo las diversas sensaciones, ensuciarse puede ser agradable y lavarse también; pero la limpieza no debe ser una obsesión para los profesores ni para los padres. Evitar decirle al niño que no se ensucie, sino más bien enseñarles a limpiarse, a mantener el entorno limpio y brindarles los medios y el tiempo necesario para ello.
En conclusión, la higiene es un concepto que va mucho más allá de la limpieza o aseo; comprende otra serie de aspectos, como el ejercicio físico, la alimentación y la higiene personal en beneficio de la salud. Con la limpieza aumentamos la sensación de bienestar personal, facilitando el acercamiento a los demás y las relaciones interpersonales. Además, el ambiente en que se desenvuelve el niño debe reunir las condiciones higiénicas adecuadas: aireación suficiente, ausencia de humedad y polvo, entre otros; para mantener un óptimo estado de salud en los niños(as). Los padres y educadores cumplen un papel fundamental en la adquisición de estos hábitos.
Los hábitos, son un conjunto de acciones que las personas realizan constantemente para satisfacer alguna necesidad, esto se adquiere a través de las relaciones con su medio familiar y social. “… la repetición de una misma acción, es una actitud permanente que se desarrolla mediante el ejercicio y la voluntad y que tiende a hacernos actuar de una manera rápida, fácil y agradable” (GARCÍA, Huidobro)

Esta conducta tiene que repetirse constantemente hasta formar parte de nuestra vida diaria, convirtiéndose en actividades que desarrollamos en forma mecánica: por ejemplo, el lavarse los dientes antes de dormir.
Cada persona define sus hábitos mediante la influencia de los valores, ideas y experiencias significativas. Por ello, la docente, padres de familia y otros, son los llamados a colaborar en el proceso de formación de estos hábitos que le permitirán mejorar su calidad de vida.
2.2.1.1.1. Higiene personal en los niños y niñas.
La educación es el factor más importante en la adquisición de buenos hábitos higiénicos en los niños, facilita el proceso de inserción social, entre sus pares, les otorga una sensación de seguridad e independencia, satisfacción y bienestar.
La solución de problemas de higiene no radica particularmente en la inversión e infraestructura básica de saneamiento (agua potable, alcantarillado, etc.) sino mas bien por una educación integral con dos ejes centrales: el hogar y la escuela, si estos mantienen una misma orientación constituyen el primer paso para que el niño se inicie en el desarrollo de hábitos de limpieza, los cuales lo aprenderán a través del ejemplo, paciencia y facilitando las cosas a su alcance.
El concepto básico de aseo, limpieza y cuidado de nuestro cuerpo, no es sólo el tener el cabello bien peinado y cepillado los dientes, sino la atención integral que prestan las personas a su higiene personal; deben considerarse además, acciones de lavado de las manos, cuidado de la piel, etc.; ello ayuda a prevenir la propagación de gérmenes y enfermedades gastrointestinales, así como evitar el desarrollo de alergias y trastornos de la piel. La higiene corporal debe considerar:
• Higiene de los ojos: éstos tienen un mecanismo de limpieza, construido por el sistema lacrimal, pero aún así deben lavarse diariamente con agua, en particular al levantarse para eliminar las legañas, para esto se utiliza una gasa pero nunca algodón.
Higiene de los oídos: se lavará diariamente las orejas y el oído externo con agua y jabón, evitando la entrada de agua en el oído medio; los bastoncillos de algodón se utilizan sólo para secar los pliegues pero nunca para la limpieza del oído; ya que empujarán la cera dentro, en lugar de eliminarla, contribuyendo a la formación de tapones. Si se observa en el niño la existencia de secreciones, escozor persistente y disminución de la audición es aconsejable consultar al médico.
Higiene de la nariz: cumple la función fundamental en el olfato y respiración, acondicionando el aire para que llegue a los pulmones con la temperatura y humedad adecuada, libre de partículas. La producción de moco lubricante y filtro para el aire es importante pero no en exceso porque construye las fosas nasales y dificulta la respiración. La limpieza de ésta consiste en la eliminación del moco y las partículas retenidas con el paso del aire, se usa un pañuelo limpio tapando una ventana nasal y luego la otra.
Higiene del cabello: el cabello retiene el polvo con más facilidad; además de las secreciones del cuero cabelludo y la caspa. Es aconsejable lavarlo 2 ó 3 veces a la semana, frotando con las yemas de los dedos y no con las uñas.
¿Como evitar los piojos? Es necesario tener en cuenta lo siguiente:
- lavar con frecuencia el pelo.
- Peinar y cepillar diariamente el pelo.
- Revisar la cabeza de los niños, de preferencia detrás de las orejas y detrás del cuello.
- Limpiar peines y cepillos con frecuencia.
Niños con piojos. ¿Qué hacer?
- Mojar todo el cabello y el cuero cabelludo con una loción antiparasitaria y cubrir la cabeza con un gorro de plástico.
- Pasado de 2 a 4 horas lavar el cabello con shampoo normal.
- Aclarar con agua y vinagre (mitad mitad) para eliminar liendres.
- No secar con secador.
- Quitar liendres con la mano o con peine de púas juntas.
Por ultimo todas la personas que viven con los niños deben ser revisados
Higiene de los pies: la limpieza de los pies es de gran importancia, ya que al estar ventilados con poca frecuencia es fácil que se acumulen en ellos el sudor que favorece la aparición de infecciones y mal olor; por ello, hay que lavarlos diariamente y es fundamental un buen secado entre los dedos para evitar el desarrollo de posibles enfermedades. En el caso de las uñas de los pies como de las manos, se cortarán con frecuencia.
Higiene de las manos y uñas: las manos por su relación directa y constante con el medio, son uno de los vehículos más importantes de transmisión de infecciones; es por ello, que debemos lavarnos con agua y jabón:
- Al levantarse de la cama.
- Después de tocar animales.
- Cada vez que estén sucias.
- Antes de manipular los alimentos.
- Antes y después de curar cualquier herida.
- Después de ir al baño.
- Cuando se ha estado en contacto con basura y contaminación.
Por otro lado, las uñas merecen especial atención, ya que en ellas se acumula más fácil la suciedad; es necesario la utilización de cepillo para limpiarlas.
Higiene de las deposiciones: después de defecar hay que limpiarse bien, utilizando suficiente papel higiénico para que no queden restos. En el caso de las niñas deben limpiarse hacia atrás para no arrastrar restos de heces a la vagina, después se debe lavar las manos con agua y jabón; gracias a esto se evitan enfermedades infecciosas.
Higiene de los genitales: son una parte del cuerpo de vital importancia, tanto el pene como la vagina; las niñas deben lavarse de delante hacia atrás, para evitar restos de heces en la vagina; en el caso de los niños, deben bajar la piel del prepucio y limpiar el glande.
Higiene de la ropa y el calzado: al igual que el cuerpo, y por estar en contacto con él, la ropa y el calzado deben ser objeto de especial atención; por lo cual es indispensable cambiarse de ropa después del baño al igual que la ropa interior.
Los niños deben usar ropa cómoda, no muy ajustada, de fácil lavado y adecuadas a cada momento y situación del día. Para dormir tienen que utilizar ropa limpia y amplia.
Los zapatos deben ser cómodos y adecuados al tamaño del pie. Para mantener la higiene y duración del calzado conviene limpiar, cepillar y airear los zapatos con regularidad.
Higiene dental: el cuidado de la boca y los dientes son de gran importancia, ya que constituyen la parte inicial del aparato digestivo. Nuestros dientes son una parte fundamental para mantener en buenas condiciones nuestro organismo, su función es la trituración de los alimentos para asegurar la buena digestión.
La falta total y parcial de los dientes repercutirá en el organismo de nuestro cuerpo, la dificultad para masticar trae como consecuencia la desnutrición. Por lo contrario; los problemas en la articulación y pronunciación correcta de las palabras se dan a causa de la destrucción o mala posición de los dientes; por ello debemos lograr el máximo cuidado de nuestros dientes.
El cepillado acompañado de otras técnicas de higiene se debe realizar permanentemente y de forma adecuada; ya que cuando un diente se pica (malogra) se origina unas veces en la raíz que no se ve a simple vista y otras en la superficie, afectando a los demás.
2.2.1.1.2. Higiene en la escuela.
Higiene en el deporte: al hacer ejercicios la sudoración aumenta, por lo que hay que ducharse después de practicar cualquier deporte, usar una ropa específica, cambiarse cuando haya finalizado el deporte. Si el calzado de deporte se usa todo el día se dificulta la transpiración de los pies y se pueden producir infecciones en la piel. El deporte debe ser adecuado a la edad y posibilidades del niño.
Higiene en el juego: es la actividad principal en la vida del niño y esto implica que los niños se ensucien, hecho que debe ser aceptado por los adultos, que al mismo tiempo deben enseñar a los niños que una vez concluido el juego, hay que lavarse y cambiarse de ropa; además de evitar:
- Jugar en lugares donde se acumule basura y desperdicios.
- Jugar en zonas donde haya aguas estancadas.
- Beber aguas sucias o no potables.
- Chupar pegamentos, otros.
2.2.1.1.3. Higiene en el hogar
No es sólo la limpieza diaria de la casa; es decir, consiste en prevenir infecciones y en definitiva cuidar la salud de los integrantes del hogar.
Higiene en la cocina: suciedad es sinónimo de bacterias que contaminan a los alimentos y utensilios del hogar. Para evitar esto las personas deben tener una buena higiene personal; cambiar frecuentemente el paño de la cocina.
Higiene del baño: es tan importante como el resto de los sectores, se les recomienda a todos los miembros de la familia el lavado de manos antes y después de usar el baño.
2.2.1.1.4. Higiene y salud
La salud es la situación normal de todo ser vivo; es decir, es el resultado del funcionamiento correcto de nuestro organismo. La educación para la salud busca un “proceso de cambio”; esto significa, una satisfacción o modificación de los hábitos o costumbres, si son negativos hay que cambiárselos por acciones favorables a la salud. Es por ello que, la OMS (Organización Mundial de la Salud), plantea que es fundamental mantener una higiene adecuada. La higiene vital o higienismo, es una parte de la ciencia de la salud, para mantener la vida de todo organismo; este recomienda una forma de vida sana y equilibrada para conseguir la verdadera salud. Esto se logrará desarrollando la autorresponsabilidad, que implica aprovechar y desarrollar los recursos para alcanzarla, no solo para el bienestar de la colectividad con la participación de la comunidad en las acciones de salud.

2.2.1.1.5. Higiene y sociedad
Uno de los elementos que más se usan para discriminar es la higiene, cuando los niños están en sus primeros años de vida escolar, un niño sucio es motivo de burla y humillaciones, lo que atenta contra la dignidad, proceso de inserción social y autoestima
El contexto familiar del niño es el primer núcleo de infecciones y las enfermedades es uno de los problemas y mas graves, relacionados con la higiene.
Consejos prácticos:
Los padres deben dar el ejemplo, manteniendo el hogar limpio y aseado, acompañando al niño cuando va a realizar algo, explicándole lo que hace y para qué sirve.
Deben inculcarse hábitos desde temprana edad.
Los hábitos deben manifestarse en cada aspecto de la vida cotidiana. Las instrucciones que reciban los niños deben ser las más simples.
El niño debe contar con un ambiente preparado donde sus artículos de aseo deben están a su alcance de los niños. Estos deben tener sus propios elementos higiénicos, para el cuidado de ellos.
Cada momento de aseo debe ser grato, evitando mostrarle el castigo por no asearse, sino los beneficios que trae, es importante incorporar el factor lúdico del aseo personal.
Hay que ser creativos, los padres deben tener la capacidad y paciencia de innovar.
2.2.1. Formación de Hábitos de higiene
2.2.2.1. Formación de hábitos
Los elementos del contexto (familia, escuela, comunidad, etc.) sirven de mediadores para que un niño forme sus hábitos, sabiendo que los padres son modelos para sus hijos y la escuela se encarga de reforzarlos. Así, los niños(as) logran buenos hábitos, gracias a que los padres de familia y los docentes son las herramientas principales para lograr que éstos los desarrollen y así adquirir una mejor calidad de vida.
Los niños aprenden a través de juego, si jugamos con ellos tendremos una experiencia de aprendizaje mutuo, y la enseñanza de los hábitos será más fácil paso a paso dándoles el tiempo necesario para que su aprendizaje se torne significativo.
Los padres y educadores deben tener la certeza que el patrón de crianza que utilizan con sus niños (as), debe ser flexible, firme y consciente; por ello, es importante que el niño reciba una educación y formación de hábitos dentro de su entorno, esto significa que tanto padres como educadores tienen la responsabilidad de enseñar hábitos saludables, esto ayuda a una convivencia en armonía en la casa, en el aula y con sus amigos.
Para que un niño aprenda un hábito es necesario que:
• Observe la conducta en su padre o su madre.
• Imite la conducta.
• Conozca su importancia.
• Darle la oportunidad de hacerlo solo pero responsablemente.
No es recomendable utilizar castigos físicos o psicológicos (gritos) para fomentar un hábito; con la práctica constante, tenemos la clave para hacer que el niño desarrolle hábitos en sus actividades cotidianas; aunque para que esto ocurra pasan varios meses o años, y si se logra el niño lo hará sin problemas, porque es parte de su rutina.
2.2.2.2. ¿Cómo se adquiere un mal hábito?
“No todas las manías o actos repetitivos son motivos de preocupación, dependen de la edad del niño, de las circunstancias y de la frecuencia con que aparezca el hábito” (BARREDA, Pedro. 2005)
Por ello; es que existen motivos para que un niño empiece a repetir una acción desfavorable; uno de los caminos para adquirir un mal hábito es la imitación; en la casa los niños imitan a sus padres y hermanos, en la escuela, a sus amigos y compañeros. Si los niños conviven con alguien que guiña los ojos, probablemente con el tiempo llegue a imitar y se inicie un hábito; consiguientemente, si los padres de éste están diciendo palabras soeces todo el día, ocurrirá lo mismo, entonces ¿Cómo quieren ellos que su hijo no aprenda lo mismo?
Es deber de los adultos, introducir buenos hábitos en la vida de los niños, y todo empieza en la familia; por eso es que muchos padres no saben qué hacer para que sus hijos desechen algún mal hábito como: morderse las uñas, chuparse los dedos, hurgarse la nariz, etc. La mayoría de estas costumbres se inician en la infancia y pueden conservarse en la niñez. Es por ello que, los padres deben estar siempre atentos, no deben agobiarse y, con paciencia y mucho cariño pueden colaborar en revertir estos malos hábitos para el bien de sus hijos.

2.2.2.3. Formación de hábitos en la escuela.
El docente propiciará actividades que favorecen el aprendizaje y aplicación de hábitos de higiene; según los intereses y necesidades de los niños (as), a través de contenidos conceptuales, procedimentales y actitudinales en todas las áreas. Para ello, se recomienda organizar el trabajo de los alumnos(as) para analizar la información de materiales sobre hábitos.

2.2.3. Actividades para la formación de hábitos de higiene en los niños y niñas
2.2.3.1. Higiene personal
• Pimpón: cantar y hacer que los niños (as) aprendan mientras se dramatiza la canción pimpón.
• Nos lavamos: confeccionar una lámina para que los niños observen las figuras y establecer con ellos un diálogo con preguntas – estímulo de tipo:
- ¿Qué hacen los niños?
- ¿Qué cosas utilizan para lavarse?
- ¿Cómo se lavan los dientes?, ¿el pelo?, ¿las manos?, ¿cuerpo?
Pregúntales después:
¿Qué pasarían si estos niños no se lavaran? (estarían sucios, feos, olerían mal, se pondrían, enfermos, nadie querría estar a su lado…)
• Gestos de lavarse: reproducirán los gestos de todas las acciones diarias de higiene personal: mojado, enjabonado, frotado, secado todas las partes del cuerpo
• Normas básicas de higiene: para explicar las normas elementales es necesario basarse en el material audiovisual y con algunas personas especializadas para explicar a los niños (a) los objetos, técnicas y consecuencias básicas de la higiene corporal. Las normas básicas de higiene: Lavado de dientes, de manos, higiene en las uñas, pelo, etc. Y los elementos contaminantes que deben ser evitados; basura, polvo, desperdicios, fierros viejos, suelo y aguas contaminadas, servicios higiénicos sucios, etc.
• Lavarse las manos: ir con los niños al servicio, llevarles jabón una toalla y la profesora explicará detenidamente cómo deben ser utilizados, ejecutando el mismo como modelo y destacando en cada caso lo que debe hacerse, (lavado de todas las manos, incluyendo uñas, frotamiento, secado suficiente) y lo que no se debe hacer es dejar el jabón en el agua, la pileta abierta y dejar agua sucia.
Después los niños Irán a lavarse las manos en orden, el profesor observará y hará los comentarios necesarios.
• Peinarse: pedir a los niños que traigan de casa un peine o cepillo, ir al aula y peinarse frente a los niños, estos imitaran el movimiento de la mano de la profesora, primero sin el peine y después con el, indicar a los niños que se miren en el espejo mientras se peinan.
• Lavarse los dientes: enseñarles a los niños cómo lavarse los dientes, mostrarle delante del espejo la forma correcta de hacerlo, cepillarse cuidadosamente haciendo movimientos verticales y circulatorios. Pedir a los niños que cada uno imiten con su cepillo; darles a conocer que es necesario lavarse los dientes para mantenerlos sanos limpios y fuertes. Se debe explicar que la alimentación influye en su salud dental. Los niños deben evitar comer dulces y comer alimentos nutritivos.
• Higiene del entorno
- El cuidado de la clase. Al iniciar una actividad debemos mostrar al niño como esta el aula, debemos dialogar con los niños para mantener siempre el aula limpia y ordenada, indicar a los niños y niñas en qué lugar se debe guardar cada cosa, de manera que, al terminar cada actividad, los niños deben ordenar el aula y recoger los papeles.
- La campaña de limpieza. Dialogar con los niños cómo mantener la escuela limpia. Los niños deben evitar tirar papeles al suelo, limpiar las mesas después de cada trabajo, no dejar las cosas tiradas. Indicar a los niños que dibujen algo referido a las acciones comentadas anteriormente, pegar los dibujos en diferentes partes del aula para utilizar como recordatorio de lo que se debe hacer a la hora de mantener la limpieza.
Debemos acompañar a los niños para que expliquen en qué consiste la campaña de limpieza, en las diferentes aulas y cómo pueden contribuir todos los que están en la escuela, tanto niños como adultos.
- Cuidado de zonas recreativas: aprovechar la salida a una zona de juego para conversar con los niños como está ese lugar, la basura que las personas dejan tiradas. Limpiar el lugar y dialogar con los niños si ha quedado en condiciones adecuadas poniendo carteles en diferentes lugares.
- Cuidado de las cosas: para dar a conocer a los niños que la casa donde habitan es de todos y por ello, debemos mantenerla limpia y ordenada. Los niños voluntariamente dirán cómo ellos ayudan en casa. La docente debe inculcar a los niños que no se cogen las cosas de los demás, recoger los juguetes después de usarlos, no estropear los muebles y juguetes, que deben ayudar en casa a recoger la mesa, tender las camas, doblar y guardar la ropa, regar las plantas, etc. Decir a los niños, que imiten en su casa las acciones de dichas por sus compañeros; enseñarles a los niños (as) que ayuden en casa.






























III PARTE
INTERVENCIÓN PEDAGÓGICA
En este capítulo, presentamos el plan de acción, que contiene un conjunto de actividades específicas dirigidas, en primer lugar, a la docente de la I.E.I Nº 090 Salabamba; para mejorar el desarrollo de estrategias en la formación de hábitos de higiene; programadas en las unidades y sesiones de aprendizaje incorporando materiales y recursos, donde se desarrolló distintas actividades de aprendizaje dirigidas a los niños y niñas de 3,4 y 5 años, las cuales describiremos posteriormente.
En segundo lugar, se realizaron charlas de sensibilización, dirigida a los padres de familia, para mejorar el interés y apoyo en la formación de hábitos de higiene en sus niños. Esto se ha ido desarrollando secuencialmente durante todo el trabajo de investigación, permitiéndonos transformar la realidad encontrada.
Por otro lado, presentamos la negociación del plan de acción, donde se describe los acuerdos previos, acciones de coordinación con los actores involucrados y otros agentes que apoyaron en la intervención pedagógica.

3.1. Plan de acción
¿Cómo mejorar los hábitos de higiene personal en los niños(as) de 3, 4 y 5 años de la institución educativa inicial Nº 090 de Salabamba?
Hipótesis de acción Objetivos Acciones generales Acciones específicas Indicadores de proceso Indicadores de resultado
Hipótesis Nº 01
La realización de actividades de aprendizaje incorporando estrategias de aseo personal, permitirá en los niños(as) la formación de hábitos de higiene. Formar hábitos de higiene para el cuidado de la salud de su cuerpo aplicando estrategias metodológicas de aseo personal en los niños y niñas de 3, 4 y 5 años. Realización de activi¬dades de apren¬dizaje referi¬das a la práctica de hábitos de higiene. • Reunión con las docentes para la pla-nificación de estrate-gias y actividades de aprendizaje sobre hábitos de higiene. • Participación de los niños y niñas en actividades de higiene.
• La actividad pro-mueve la práctica de hábitos de higiene.
• Las actividades res-ponden al interés y ne¬cesidades de los ni¬ños(as). Resultado esperado
Formación adecuada de hábitos de higiene en el cuidado del aseo personal de los niños y niñas.
Indicadores de resul¬tado
• Uso adecuado de los útiles de aseo.
• Práctica permanente de los hábitos de higiene.
• Ejecución de actividades de aprendizaje plani-ficadas.
Hipótesis Nº 02
. La realización de charlas de sensibilización dirigida a los padres de familia permitirá mejorar el interés y apoyo de éstos en la formación de hábitos de higiene con sus niños.
Mejorar el interés y apoyo de los padres de familia en la formación de hábitos de higiene en sus niños a través de charlas de sensibilización.
Realización de charlas de sensibili¬zación a los padres de fami¬lia.



• Planificación de charlas de sensibilización. • Asistencia de los pa¬dres de familia.
• Participación durante el taller.
• Contenidos trabajados.
• Nº de horas trabajadas.
Resultado esperado
Padres de familia apoyan en la formación de hábitos de higiene en sus niños.
Indicadores de resul¬tado
• Tiempo necesario para la práctica de hábitos de higiene con sus niños.
• Se esfuerzan por facilitar todos los útiles de aseo para sus hijos.
• Da ejemplo de práctica diaria de hábitos de higiene.
• Coordinación con los especialistas.
• Implementación de la charla de sensibiliza-ción
• Ejecución de la charla de Sensibilización
• Evaluación de la charla Sensibilización
Hipótesis Nº 03
La realización de talleres de capacitación docente permitirá mejorar su desempeño en la formación y práctica de hábitos de higiene de los niños (as) de 3, 4 y 5 años.
Mejorar el desempeño docente en la enseñanza de hábitos de higiene a través de talleres de capacitación sobre estrategias de aseo personal.
Realización de Talleres de capacita¬ción do¬cente sobre hábitos de higiene • Planificación de los talleres. • Asistencia de las do¬centes.
• Nº de horas trabajadas.
• Participación de las asistentes.
• Contenidos trabajados en cada taller.
Resultado esperado
Docentes mejoran en la enseñanza de hábitos de higiene.
Indicadores de resultado
• Tiene organizado su rincón de aseo.
• Promueve diariamente la práctica de los hábitos de higiene.
• Se preocupa que todos los niños tengan útiles de aseo.
• Coordinación con los especialistas.
• Implementación del taller.
• Ejecución de los talleres.
• Evaluación del taller.

3.2. NEGOCIACIÓN DEL PLAN DE ACCIÓN

Para la ejecución del plan de acción que permitirá solucionar el problema de investigación identificado en la IEI Nº 090 de Salabamba, se convocó a una asamblea con la finalidad de hacer conocer las acciones previstas e involucrar a los padres de familia, autoridades y comunidad, en el proceso de investigación, no se contó con la presencia de la docente y directora de la institución, debido a que aún no la destacaban a dicho caserío, quedando nosotras las practicantes a cargo de institución. En esta asamblea, se abordó sobre la formación de hábitos de higiene en los niños de 3, 4 y 5 años y cómo se pretendía trabajar para solucionar la problemática, lo que despertó la curiosidad, motivación y aprobación de todos los padres y lideres comunales, aceptando la propuesta.
Con respecto a la primera acción: Realización de actividades permanentes y de aprendizaje referido a la práctica de higiene en los niños; la negociación de esta acción se realizó con los padres y docente de la institución, el día 4 de abril a las 11 de la mañana (ver anexo: Acta de reunión con padres de familia); en ella se abordó específicamente la necesidad e importancia de incluir actividades permanentes y de aprendizaje referidas a la práctica de hábitos de higiene en los niños en el diseño de las unidades didácticas y el diario de clases, las docentes practicantes asumieron esta tarea debido al conocimiento de la realidad por el mayor tiempo de permanencia en la comunidad que la profesora de aula, aunque ella se fue involucrando a lo largo del proceso.

En el caso de la segunda acción: Charlas de sensibilización a los padres de familia, se realizó una asamblea de padres de familia, para informar el rol que juegan en el proceso de formación de sus hijos y lo importante que son los primeros años para iniciarlos en la formación de hábitos de higiene necesarios para conservar la salud. Esta reunión estuvo a cargo de las docentes practicantes; en ella se dio a conocer la situación en la que se encontraban sus hijos con relación a la práctica de hábitos de higiene, la misma que necesitaba de la aplicación de estrategias inmersas en las actividades dentro y fuera del aula, recalcándose que es importante el acompañamiento constante que deben tener sus hijos, los mismos que aprenden a través de la observación e imitación de las actividades que realizan los adultos y sus pares; esto generó que los padres manifiesten sus convicciones acerca del tema general antes mencionado y sus inquietudes sobre cómo se va a desarrollar el trabajo para que ayuden a sus niños en casa, programándose cinco talleres de orientación al padre de familia.
El primer taller se desarrolló el 16 de abril, el cual contó con la presencia de la ponente: Ana Millones Yamunaqué; durante la ejecución se observó el interés de la mayoría de los padres de familia asistentes; brindando opiniones, compartiendo vivencias; y comprometiéndose a proporcionar útiles de aseo para la realización de actividades permanentes de higiene de los niños.
El segundo taller se realizó el 7 de mayo, dirigido por el ponente: Félix Silva Urbano; en el taller se abordó temática sobre vivienda saludable y conservación del ambiente a través de diferentes técnicas y dinámicas, logrando que los padres de familia aporten ideas y opiniones, así como asuman compromisos de mejora en su vivienda.
El tercer taller estuvo programado para el mes de junio, el cual se tuvo que postergar para el 16 de agosto, por motivo de la huelga magisterial indefinida. Estuvo dirigido por el enfermero: William Cunias Reyes, se abordó la temática sobre enfermedades por la inadecuada práctica de hábitos de higiene alimentaría y el manejo del agua, así como nutrición y raciones alimenticias en niños menores de 5 años; donde los padres se comprometieron a realizar acciones para mejorar su higiene tanto personal como colectiva.
El cuarto taller se realizó el 24 de agosto; dirigido por el doctor: Pool Núñez Aguirre, se orientó a los padres de familia sobre las enfermedades más frecuentes en niños menores de 5 años, comprometiendo a los padres de familia a mejorar el cuidado de la salud de sus hijos; para así prevenir enfermedades e infecciones.
El último taller se realizó el 7 de septiembre, el cual estuvo dirigido por el Prof. Alejandro Inchaustegui Alfaro, quien abordó temática sobre problemas ambientales e higiene de los alimentos; los padres de familia se comprometieron a mejorar la imagen de su comunidad y ayudar a sus hijos en la formación de hábitos de higiene.
Después del desarrollo de cada taller se realizaron visitas a los hogares con el fin de informar a los mismos los avances de sus hijos en la institución educativa y para observar cómo se está llevando a cabo la práctica de hábitos en la familia.
Con respecto a la tercera acción: Charlas y talleres de capacitación sobre la práctica de hábitos de higiene dirigido a los docentes, se llevó a cabo una reunión con la docente de la institución educativa, en la cual se acordó desarrollar 6 talleres de capacitación de 6 horas de duración, programándose las charlas y talleres de acuerdo a la disponibilidad de tiempo de la docente, acordándose el lugar y horario para las capacitaciones de modo que no se interrumpan los días de clase, y preferentemente que se realicen los fines de semana de manera descentralizada, teniendo en cuenta que todas las docentes viajan a Jaén los fines de semana a visitar a sus familiares.
El primer taller se realizó en la institución educativa inicial Nº 090 del caserío Salabamba, conjuntamente con los padres de familia; el nivel de profundidad y el lenguaje utilizado estaba más dirigido a los padres de familia.
El segundo taller también se realizó en la institución educativa inicial Nº 090 del caserío Salabamba; el 7 de mayo; pero esta vez sin la participación de los padres de familia, abordándose temática sobre contaminación ambiental y alternativas para implementar en la institución educativa, se logró la participación activa de las docentes, comprometiéndose a asistir a todos los talleres.
El tercer, cuarto y quinto taller se realizaron en los ambientes del ISPP “Víctor Andrés Belaunde”; los cuales nos ayudaron a ampliar nuestros conocimientos, sobre salud integral y formación de hábitos de higiene; para así contribuir a la práctica de éstos con los niños.
En el sexto taller se presentaron imprevistos por parte de la ponente al interponerse otras actividades; el cual conllevó a invitar a otra especialista en el tema y reprogramar la fecha para el 18 de agosto, en el se abordaron temática relacionada a estrategias de aprendizaje sobre la práctica de hábitos de higiene y el diseño de actividades de aprendizaje.

Escríbeme
Me interesa tu opinión